masaje tántrico gay en Madrid

Cómo es un masaje tántrico

 

El masaje tántrico es una manera excelente de buscar la elevación espiritual dándose la oportunidad de acceder y experimentarse a sí mismo, sin censuras ni tabúes ni condiciones. La energía que nos mantiene vivos se distribuye hacia todo el cuerpo, de manera que no se acumule en un solo lugar y que no haga falta en ninguna célula.

 

En el masaje tántrico, la persona se conoce a sí misma, liberándose de falsas ideas sobre el cuerpo, se abre totalmente y se expone al placer máximo, intentando llegar a lo más profundo del ser, de qué estamos compuestos y cuáles son nuestras reacciones, lo cual permite ubicarnos en un mundo lleno de estímulos que pueden ser usados para adquirir plena conciencia de uno mismo.

 

Esta técnica tiene la peculiaridad de trabajar sobre el aspecto espiritual, dando un enfoque sagrado al proceso y al resultado. El cuerpo es un monumento, almacena recuerdos y experiencias, pensamientos y sentimientos, el alma y las emociones. No hay una secuencia específica para realizar un masaje tántrico, es completamente personalizado, pues analiza las condiciones y necesidades de quien recibe las presiones y el contacto. Ya que es para diferentes tipos de personas, este masaje no podrá ser aplicado de igual forma.

 

De esta forma, los resultados no serán los mismos. Uno de los objetivos es permitir que se manifiesten las emociones que no se expresa, aquello que nos da miedo o vergüenza exteriorizar. Esto da emoción e incertidumbre debido a la emoción que se está descubriendo. El masajista debe ser capaz de identificar el estado físico, energético y emocional del receptor, para canalizar y recorrer el cuerpo, adaptándose a las necesidades y deseos del receptor.

Deja un comentario

Your email address will not be published.Required fields are marked *